Crimen Ambiental



Crimen Ambiental – Breves Comentários

*Aline Cristina Nogueira de Freitas

Comisária de la Policía Civil de Protección Ambiental de Bahía - Brasil

alinecn@ig.com.br

"No sabemos para adonde vamos, pero sabemos que estamos yendo muy rápido".Latarjet

"Habrá un día en que uncrimen contra unanimal será un crimen contra la humanidad".

Leonardo da Vinci

RESUMEN: Ese ensayo habla de la reponsabilidad del hombre en relacción a naturaleza y de la importancia de preservar el medio ambiente con acciones preventivas y educación ambiental para lo bien de toda humanidad.

PALABRAS CLAVE: Medio ambiente; Responsabilidade ambiental; Acciones preventivas; Educación Ambiental.

El hombre, al contrario de otras especies de habitantes de este Planeta, construyó su jornada y transformó su entorno, determinando su propio destino. Esa transformación trajo beneficios incalculables, juntamente a problemas extremos y responsabilidades muchas veces no asumidas.

Entre estas responsabilidades, se destaca el propio medio en que vivimos, como condición a nuestra supervivencia. En este camino, la expresión medio ambiente fue utilizada por la primera vez por un biólogo pionero ecologista Jakob Von Uexküll, en 1909, que levantó la "bandera" de la Ecología, alertando para los riesgos de la utilización desordenada y desequilibrada de las riquezas naturales.

Los pioneros ecologistas que abrieron las fronteras de la protección ambiental enfrentaran problemas más grandes que nosotros, por eso nuestro compromiso con la sociedad y con la naturaleza es mayor, porque tenemos más recursos y conocimientos para hacer ambientalismo conciente y desarrollo sustentable efectivo. O sea, la sustentación requiere la protección de las diversas formas de vida y el reconocimiento de que diversas especies forman un rol esencial en el mantenimiento de los procesos ecológicos como un todo harmónico, en perfecta sintonía con la Madre Naturaleza.

Estamos hace milenios solamente retirando de la naturaleza. Debemos abandonar el papel de villano y asumirla misión de protectores del medio ambiente.

Elprimer paso importante a nivel mundial para una protección al medio ambiente, fue en Estocolmo - Suecia, en 1972, cuando la ONU organizó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente, llevando los países participantes a una mayor conciencia, para el problema ecológico que ya había ultrapasado todas las fronteras.

En 1992, la Conferencia Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, mas conocida como ECO – 92, en Rio de Janeiro – Brasil, dio un importante impulso a las cuestiones ambientales principalmente con relación a la educación, seguridad alimentar y el desafío urbano, destacando temas como el impacto en los derechos nacionales e internacionales, como también incentivando la adecuación de las legislaciones como imprescindible para garantizar la preservación ambiental mundial, apuntando directrices y metas para la satisfacción de los deseos mas profundos del hombre.

En este prisma, la Constitución Federal Brasileña, promulgada el 05 de octubre de 1988, en su articulo 225, reza: "todos tienen derecho al medio ambiente ecológicamente equilibrado, bien de uso común del pueblo y esencial a la saludable cualidad de vida, imponiéndose al poder público y a la colectividad el deber de defenderlo y preservarlo para las presentes y futuras generaciones".

En Brasil, la educación ambiental tiene sede constitucional, § 1º, VI, artículo 225, estableciendo como obligación del Estado su promoción como una de las formas de preservación de la naturaleza.

Es que, la educación ambiental es el medio más eficaz y económico de evitarse daños al medio ambiente. El principio de la prevención es el principio básico de protección de la naturaleza, porque habla del presente pero visando el futuro, enseñando a las generaciones que están por llegar un medio de convivir, trabajar y ganar dinero sin destruir el medio en que vive.

La Constitución Brasileña también tuvo la preocupación de establecer el principio del poluyente-pagador, para que todo aquél que explorar los recursos ambientales o practicar conductas y actividades lesivas al medio ambiente deberá cumplir sanciones penales y administrativas, y aún recuperar los daños causados, sea restituyendo el ambiente a la forma anterior, sea pagando el perjuicio.

En el párrafo tercero del mismo artículo 225 de nuestra Ley Mayor, establece que no sólo las personas físicas, como también las personas jurídicas son sujetas a sanciones penales por daños causados al medio ambiente, trayendo una innovación para el sistema jurídico, representando un avance para el derecho mundial, y una extraordinaria herramienta para el combate al crimen ambiental.

Siglos de olvido de los países tienen que ser recuperados con a implantación de un nuevo modelo de crecimiento económico que tenga en vista las cuestiones ambientales. Deben ser llevados en cuenta, los compromisos asumidos en acuerdos internacionales sobre medio ambiente, promoviendo prácticas sostenibles de desarrollo.

La prevención anunciada por la Carta Magna Brasileña depende de la implementación de mecanismos eficaces para la defensa del medio ambiente. Los efectos de la sanción contenidos en el sistema actual son de poca eficacia, pues se sanciona el no cumplimiento de las normas, limitando la reparación a un valor tarifado de acuerdo al daño generado; además de fijar adicionales de inexpresivo efecto intimidador.

En ese contexto, uno de los principales enfoques debe ser la información, para la formación de una cultural ambiental con enfoque especial a la población que vive en las áreas más lejanas como en las forestas divulgando las metodologías eficientes de manejo y promoción de sustentación.¡Este objetivo debe ser claro!

El desarrollo tecnológico generó el aumento de la degradación ambiental del suelo, del aire y del agua por el uso indiscriminado de productos químicos.

Este uso indiscriminado ha causado grandes daños a los animales, a las plantas y al propio hombre, llegando a este instante critico en que el avance tecnológico debe ser repensado para garantizar su propia sustentación.

Es imperativa la busca de tecnologías alternativas, yun movimiento social siempre en lucha. Así, podemos construir una sociedad sostenible, bien como podemos pensar sobre el papel de la educación ambiental como instrumento de reflexión sobre el tipo de desarrollo que queremos para el futuro de la humanidad.

La educación ambiental es una forma de educación que exige la participación efectiva de los ciudadanos en las discusiones de los problemas, haciendo una alianza entre la naturaleza y el hombre, así como estimulando e fortaleciendo la participación social.

Como resultado de esta educación, tenemos un sin numero de alternativas para hacer un desarrollo sostenible, como ejemplo, Brasil planta un árbol llamado "aroeira", que pertenece a la flora endémica,que queda lista para el corte en cinco años, recomponiéndose con facilidad, generando menos costo y más rendimiento económico para el productor sin necesitar devastar la foresta. Otro ejemplo, es la producción de papel hecho del tronco y del follaje del plátano, que es un árbol increíble, pues se aprovecha todo lo que ella produce, trayendo renta al hombre del campo sin poluir ni degradar.

No se puede olvidar, todavía, la cuestión del turismo ecológico que contribuye inmensamente para la reducción da la degradación ambiental, confiriendo a los propietarios rurales una rentabilidad inmediata y más aún, una garantía de rentabilidad futura.

Por otro lado, en cuestión de educación ambiental, no podemos olvidarnos de las poblaciones de los grandes centros urbanos, porque es donde vive la gran parte de las personas del mundo, y donde empezó la enorme degradación existente hoy, cuando aún eran pequeñas ciudades.

"El desafío está en superar el abismo que va de la normatividad hasta la efectividad, equipando a los comandos del Estado con eficacia social concreta, al lado de la eficacia jurídica que se agota en el abstracto mundo de las normas", como profirió el Prof. Dr. João José Sady, in revista del Abogado de São Paulo, nº. 82, 2005, página 68.

En este sendero, ¿estaremos nosotros, autoridades constituidas por el Estado de Derecho, que nos colocó en esa condición para que celásemos por el bien común, por la armonía social y por los bienes naturales, realmente responsabilizándonos por proteger el derecho de todos?

Hablamos así, pues pensamos en el medio ambiente como verdadero derecho de los seres vivos, al aire puro, a aguas limpias, al respeto a la naturaleza y a la vida.

Debemos a las generaciones venideras el derecho de compartir el patrimonio y la herencia de la tierra; toda generación, como protectora de las futuras generaciones tienen el deberde prevenir daños irreversibles o irreparables para la vida en la tierra, la libertad y la dignidad humanas.

Es, por tanto, responsabilidad suprema de toda generación mantener una vigilia constante y un levantamiento cautelar de los disturbios tecnológicos y de las modificaciones que afectan a la vida en la tierra, el equilibrio de la naturaleza y la evolución de la humanidad, para proteger los derechos de las futuras generaciones.

Evidentemente que la vida de los seres humanos es de máxima y primordial importancia - no hay que cuestionar lo obvio - pero si no preservamos el medio ambiente equilibrado, estaremos amenazando nuestra propia vida; pues, a cada especie que desaparece del Planeta Tierra (Gaya), se quiebra la cadena natural, quebrando consecuentemente un eslabón de la cadena, extinguiéndose una parte de la propia historia de la humanidad.

Mucho se discute sobre preservación ambiental, poco se transforma en acción efectiva.

La educación ambiental surge con la finalidad de reintegrar el hombre al complejo ecosistema en que vive, para eso son necesarios cambios, sobretodo en las diferentes formas de pensar y actuar individual y colectivamente.

En un país de dimensiones continentales como el Brasil, y con elevado índice de personas analfabetas, la educación ambiental no formal tiene un papel primordial, sobretodo en las áreas cerca de las forestas vírgenes y casi vírgenes, donde las comunidades locales poseen una educación formal deficitaria. Se hace necesaria una unión de esfuerzos de las instituciones vueltas al medio ambiente y una política educacional gubernamental que se integre a los otros sistemas de educación. Precisamos llevar información y tecnología para esas personas, para que puedan desarrollarse en su propio ambiente, pero evitándose la degradación.

La Ley de los Crímenes Ambientales de Brasil - Ley Nº 9.605/98 y Decreto 3.179/99 - también conocida como Ley de la Vida, nos dio instrumento importante de combate a las transgresiones ambientales, pero para ser eficaz necesitamos ejecutarla en su plenitud, imponiendo el respeto al medio ambiente ecológicamente equilibrado.

Así, cabe a cada autoridad, sea Comisario de Policía, Juez, Promotor de Justicia, o cualquier otra autoridad relacionada al área ambiental, dentro de su respectiva capacidad, observar y hacer cumplir la ley para que se disminuya el número creciente de atrocidades cometidas contra la flora y la fauna brasileña y mundial. Para esto, es necesario, primordialmente, cursos de concientización y capacitación de policías, fiscales ambientales, y demás autoridades, los cuales están siempre al frente de cualquier tipo de combate. Siendo formadores de opinión, propagando cultura ambiental y al mismo tiempo reprimiendodesmanes, cuando necesario.

Ese combate es arduo, pues la propia población, la mayoría de las veces, boicotea nuestro trabajo, principalmente en el interior, en las comunidades rurales, debido a la costumbre y otros factores locales; muchos no tienen idea de que cuando matan un animal - exceptuándose las necesidades extremas de alimentación - o incendian una foresta, están interfiriendo irresponsablemente en la biota y cometiendo crimen posible de prisión. Siendo así, se hace necesario todavía, que las autoridades locales hagan charlas educativas y cobren el cumplimiento de los esclarecimientos sobre la ley, para eso, necesitan estar capacitados, sólo así sabrán como actuar en esas situaciones, ejecutar la ley y generar un bien útil a la sociedad donde trabajan y a la humanidad en general.

Tenemos medios para eso, y podemos hacer acciones prioritarias. Como ejemplo próximo:

Combatir la exploración inmoderada de madera en la Selva Atlántica y en los diversos biomas existentes en el mundo, desarrollar un proyecto de educación a través de charlas educativas de esclarecimiento, hacer una demostración del crecimiento económico con el proyecto de desarrollo sostenible, en un primer momento, y efectivamente combatiendo el transporte de maderas en autopistas, en un segundo momento. Desarrollar las acciones directas y seguras para el combate al tráfico de animales salvajes en autopistas, detener y dirigir para instituciones ecologistas que devuelven animales a su hábitat natural. Establecer objetivos para licenciar policías especialistas en el combate al crimen ambiental. Integrar sociedades colectivas de protección ambiental.

La sociedad siempre será la beneficiaria principal, porque a ella está predestinado el ambiente ecológicamente equilibrado. En segundo plano, la Policía e las instituciones envueltas en la defensa del medio ambiente, ya que deben lograr éxito en sus atribuciones ambientales con la mayor eficacia. Y por final, todas las instituciones gubernamentales y no gubernamentales, porque la eficiencia y metas alcanzadas de una dará ejemplo y estimulo a las otras.

Y ese compromiso gana mayor relevancia en las regiones mundiales que aún poseen selvas ricas en biodiversidad, como es el caso de Brasil, que es más conocido como "El Pulmón del Mundo".

El trabajo debe ser realizado como un sistema integrado, como es la propia naturaleza. Así, la educación ambiental no puede estar disociada de otras acciones preventivas, tampoco de las represivas, bajo pena de tornarse inocua, cayendo en el descrédito.

Apenas para ilustrar y dar una idea mínima de la importancia del equilibrio ambiental se estima que en escala global, más de 80% de las especies vegetales y más de 75% de las plantas agrícolas dependen de animales para la polinización.

Las autoridades ambientales internacionales alertan que el tráfico de animales movimienta entre diez a veinte millones de dólares por todo el mundo (Webster apud Webb, 2001), siendo el tercer mayor negocio ilícito del planeta, atrás apenas del trafico de estupefacientes y de armas. Se estima también que el Brasil colabora con este tráfico con cerca de 5% a 15% de este total (Rocha, 1995; Lopes, 2000).

Tenemos que pensar macro, pues la globalización nos dejó muy próximos, lo que sucede al otro lado del mundo hoy, nos afecta aquí, y en todos los sitios, por lo tanto no podemos perder tiempo con discurso vacío, reiteramos, tenemos que iniciar una efectiva educación ambiental a las autoridades, a los policías y a la población en general.

La policía tiene un papel importante en el combate a los crímenes ambientales, combatiendo la impunidad, encaminando a los infractores para ser procesados por la justicia.

Además, un policía puede actuar buscando conocer la legislación relativa a los crímenes ambientales, creando conciencia que un crimen ambiental debe ser reprimido tanto como los demás crímenes, evitando la omisión, ue um crime ambiental deve ser reprimido como os demais crimes, evitando a omiss en el caso de transporte de productos forestales exigir la documentación de autorización para transporte de productos forestales, en Brasil denominado ATPF, prendiendo al infractor, no siendo posible la prisión, haciendo una representación a los órganos competentes. No olvidando, por primordial, la divulgación de la educación ambiental, mismo no formal, en su día a día. Con esas acciones positivas, estarán cumpliendo el deber de reprimir el crimen y aún estarán colaborando con la preservación ambiental.

La defensa y la protección ambiental es nuestro objetivo como ambientalistas. El derecho y la cualidad de vida saludable es el bien a ser perseguido. La existencia de un futuro para el planeta, nuestra meta.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre medio ambiente, en la declaración de Estocolmo/72, señaló que al hombre era dado el derecho "…de adaptación de las condiciones de vida, en un ambiente de calidad…" (Párrafo 1). La Conferencia de las Naciones Unidas sobre medio ambiente y desarrollo en la declaración de Rio de Janeiro/92, afirmó que los seres humanos "…tienen derecho a una vida saludable" (Párrafo 1).

El Instituto del Derecho Internacional, en la sesión de Estrasburgo, el 04 de septiembre de 1997 ratificó eso, "a cada ser humano es dado el derecho de vivir en una atmósfera sana".

No es suficiente vivir o conservar la vida. Es exactamente buscar y conseguir la vida, declara el Profesor Paulo Affonso Leme Machado en su libro, Derecho Ambiental Brasileño, 14ª edición, pagina 155.

La mayoría de los países adoptó al contexto de sus Constituciones el derecho a una atmósfera sana y a la obligación de conservar y proteger ese ambiente.

El Protocolo Adicional para la Conservación de América por los Derechos Humanos previene, en su articulo 11, lo siguiente: "1. Cada persona tiene derecho de vivir en un ambiente próspero y disponer de los servicios públicos. 2. Los Estados proporcionaran la protección, la preservación y mejoría del ambiente".

Todos los días son descubiertos nuevos usos para los seres vivos de los bosques, por eso países e instituciones del mundo decidieron colocar una red de protección, de dimensión planetaria, para la biodiversidad de los animales y las plantas.

En la actualidad, solamente 3% del área entera de la tierra es reservada para proteger la biodiversidad. En Brasil, la extensión de las áreas destinadas al gobierno federal para la preservación de la naturaleza corresponde a solamente 3,7% del territorio nacional. A esas áreas se unen varias otras creadas por los gobiernos estatales. Como primer país del mundo en número de especies de animales y plantas, todavía es poco.

El Brasil posee aún, la mayor reserva global de agua dulce. Bien agotable, y sustancia esencial para la manutención de la vida en todas sus formas. Insumo fundamental para la producción económica y para la cualidad de vida. Necesitamos urgentemente proteger esas reservas, principalmente en sus nacientes. No descuidándose de la protección de los acuíferos, así como el más grande de la América Latina, el "Acuífero Guaraní".

Mientras la tierra sea conocida como "Planeta Agua", pues tenemos 97,2% de composición acuífera, no podemos usar y abusar como hacíamos en el pasado. Hoy, Naciones hacen guerra por petróleo, mañana harán eso por el agua.

Otro problema importante, es que algunas personas sin conciencia ecológica, devastan la tierra, encontrando normal su acción y pensando que eso nunca será castigado. Sin embargo, las leyes brasileñas son severas, pero no existen fiscales suficientes para que las hagan cumplir. Los fiscales ambientales, deben estar concientes y empeñados en cumplir el noble deber de trabajar y proteger la naturaleza.

Todas las instituciones gubernamentales y no gubernamentales concientes y preocupadas con la protección del medio ambiente no pueden estar excluidas de esta red ambientalista del mundo. No se excluyen, cuando fomentan programas de capacitación y desarrollo de susfuncionarios, encaminándolos para los trabajos con la población, debidamente instruidos en asuntos relacionados al medio ambiente ente o para el trabajo con la poblaciy conscientes de su deber de educación y protección ambiental.

Hasta que se abran puertas en nuestras mentes, necesitamos parar de reparar daños causados anteriormente y partir para la acción preventiva. Los educadores y operadores del derecho tendrán que ser los primeros a despertar del sueño trágico y efectivamente promover la tutela educacional y jurisdiccional del derecho difuso al medio ambiente.

Podemos sobrevivir como especies sólo si vivimos bajo las normas de la biosfera. La biosfera tiene lo suficiente para las necesidades de todos, si la economía global respeta los límites de la sustentación y de la justicia.

Como expresó el gran escritor, profesor y jurista brasileño, Rui Barbosa: "He abogado muchas causas perdidas, buenas causas, que se vencen después, con el tiempo, cuando no sirven mas para glorificar su abogado; pero, aún así, sirven para beneficiar a mis semejantes, y es lo que basta".

De esta forma, seguimos, nosotros, abogados de las causas ambientales, educadores del presente, luchando para preservar el futuro de la naturaleza, el futuro de la fauna y la flora mundial, elfuturo del planeta, y en consecuencia, el futuro de toda la humanidad.

La educación como función creadora de conciencia ecológica, la capacitación policial como mecanismo de combate a los crímenes ambientales y las charlas educativas a la población, son los verdaderos cimientos para que exista menor necesidad de represión por parte de la institución policial, de las ONG's, y de todas las instituciones que tienen como meta primordial la preservación ambiental.

¡Acciones preventivas evitan acciones represivas!

Bibliografía

Machado, Paulo Affonso Leme. Direito Ambiental Brasileiro, São Paulo – SP, Brasil, Malheiros Editores, 14ª edición, 2006.

Sady, João José. Repensando o Direito Ambiental do Trabalho, São Paulo – SP, Brasil, Revista do Advogado editada por la Asociación de los Abogados de São Paulo, Ano XXV, nº. 82, junho de 2005.

Reis, Sérgio Nesser Nogueira. Uma Visão Holística do Direito – Manual Prático para o Jurista do Terceiro Milênio, Belo Horizonte - MG, Brasil, Nova Alvorada Edições Ltda., 1997.


Autor: Aline Freitas


Artigos Relacionados


Investigacion De La Prevalecia De La Sindrome De La Boca Quemante En Mujeres PostmenopÁusicas

El Perdón: Una Maravillosa Herramienta

La Puerta ( Amado Nervo )

Saavedra

Recitativo De Rosaura (de La Barca )

Ilusão - Autora: Alcina M.s. Azevedo

De Nebrissen: Vita Librvmqve